jueves, 28 de mayo de 2009

Buñuelos

Al vuelo
................
El buñuelo es una masa de harina, frita en abundante aceite, que puede ir rellena de dulce o de salado.
Puede ir también sin relleno, y entonces se llaman buñuelos de viento.
Van asociados, sobre todo si son dulces, a la época de Todos los Santos. Entonces se rellenan de cremas de disintos sabores, chocolate, nata, café, crema pastelera... La masa de los buñuelos es muy sencilla, y puede variar la proporción de sus ingredientes según los queramos más o menos huecos.
También varía el líquido con el que mezclamos la harina, que puede ser agua, leche o incluso vino.
En fin, que a nada que busquemos nos encontraremos con mil y una recetas de buñuelos.
Yo os voy a dar la que utilizo. Rica, sencilla y en 10 mn tendréis un postrecito o algo para acompañar el café o para merendar o para picar...
Dejadlos en un plato en la cocina y veréis cómo misteriosamente desaparecen.
.
Ingredientes (salen unos 20 buñuelitos)
  • 120 gr de harina
  • 50 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 13 gr de mantequilla derretida
  • 1/4 de sobre de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de postre de esencia de limón
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 de vaso de mosto blanco
¿Cómo se hace?
.........................................................
Por un lado mezclamos la harina con la levadura.
Por otro mezclamos el azúcar con el huevo batiendo bien. Añadimos la mantequilla derretida, la pizca de sal y la esencia de limón y batimos.
Añadimos el mosto blanco y mezclamos.
Ahora incorporamos la harina con la levadura y batimos bien.
Debe quedar una masa espesita.
En una sartén calentamos abundante aceite. Cogemos una cucharadita de las de postre, de masa y con otra cuchara la empujamos en el aceite. Vemos cómo enseguida se dorará por una cara. Le damos la vuelta con cuidado y entonces ya vemos cómo se hincha, quedando redondito.
El aceite debe estar caliente, pero no tanto como para quemar los buñuelos.
Repetimos esto hasta terminar la masa. Se pueden hacer varios buñuelos a la vez, pero hay que vigilar a todos, darles la vuelta con cuidado y que no se tuesten demasiado.
.
Al sacarlos de la sartén podemos hacerlo a un papel absorbente, para que escurran un poco de aceite, o directamente a un plato con azúcar, donde se rebozarán y el azúcar se pegará.
Yo he hecho lo primero, y una vez escurridos he rebozado en azúcar la mitad de buñuelos y la otra mitad en azúcar con canela.
Se comen tal cual y están deliciosos, pero si sois muy golosos podéis añadir un poco de mermelada en el plato para mojarlos.
.
Yo utilicé una mermelada de fresa casera, riquísima, que vi en el blog de Mezquita.
En mi casa volaron, ligeros como el viento.
.


lunes, 25 de mayo de 2009

Bocaditos de polenta


Entretenimientos
.......................
Hoy ha estado el día gris. Mejor dicho, ha sido todo el fin de semana y muuuuy gris.
.
A estas alturas del mes de Mayo una espera un poquito de sol, algo de calorcito, que no esté nublado y plomizo todo el tiempo, vaya.
Cuando nos trasladamos aquí hace seis años, consultando las listas médicas y también en los anuncios de clínicas en prensa nos sorprendió la gran cantidad de psiquiatras y psicólogos que ofrecían sus servicios. Mucho mayor número que el de otros profesionales de la medicina.
Ahora, cuando veo estos días tristes que se suceden unos a otros, sin dar tregua, creo entenderlo.
Es un poco deprimente, si tu casa es oscura, o da a una calle estrecha y no tienes buena luz.
De todas formas no hay que dejarse hundir, el verano está a la vuelta de la esquina. Esperemos que este año venga un poquito mejor que el pasado, con algo más de sol y calor.
Si estás encerrado/a en casa porque hace mal tiempo y no sabes qué hacer, quizá estos bocaditos de polenta te den qué pensar. Con algo hay que entretenerse.
La polenta frita es receta de Gastronomía & Cía. Con la cantidad que proponen (es la que yo he usado) sale mucha polenta, y no la freí toda. Como no sabía qué hacer con ella pensé en estos bocaditos. Aguanta bien en la nevera unos días.
.
Ingredientes para la polenta.
  • 100 gr de polenta instantanea (marca Presto Pronta. Carrefour u otro)
  • 500 ml de agua
  • 25 gr de mantequilla
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Algo de harina para enharinar
Ingredientes para los bocaditos
  • Jamón york
  • Queso de cabra en rulitos
  • Tomate kumato
  • Hierbabuena
  • Miel
  • Morcilla de Burgos
  • Pera
  • Vinagre de frambuesa en crema (Carrefour otra vez. Lo tengo cerca de casa)

¿Cómo se hace?

Primero vamos a hacer la polenta. Ponemos el agua con la sal y la mantequila a hervir. Echamos la polenta y dejamos cocer unos 6-8 mn (el envase dice 1 mn, pero nosotros lo dejamos más para que espese), removiendo para que no se pegue.
Aceitamos un recipiente de fondo plano y vertemos en él la polenta. No debe quedar muy gruesa o los bocaditos quedarán muy gordos. Pero esto podéis hacerlo a vuestro gusto.
Dejamos enfriar completamente, incluso poniéndola en la nevera.
Cuando esté fría veremos que ha formado una masa compacta.
.
Podremos cortarla fácilmente con un cuchillo o un cortapastas. Puedes escoger la forma que más te guste.
Estas pequeñas formas de polenta, las enharinamos y freímos en una sartén con unas gotas de aceite, hasta que esté dorada y crujiente en la superficie.
Ya tenemos los bocaditos.
Ahora viene lo divertido. Puedes poner lo que quieras encima o debajo de esta polenta frita.
Yo he hecho dos tipos de bocaditos.
El primero consta de una base de polenta, encima unas lonchitas de jamón york (cortado con el mismo cortapastas), un disco de queso de cabra y una rodajita de tomate kumato. Espolvoreo con hierbabuena y rocío con un chorrito de miel.
.

El segundo lleva una base de morcilla de Burgos ligeramente pasada por la sartén, el bocadito de polenta encima y la pera también algo asustada en la sartén terminando la torre. Rocío y adorno con un poco de vinagre de frambuesa en crema.
.
Podéis hacer tantos bocaditos distintos como ingredientes tengáis en la nevera y despensa.
Es como un juego.
Si tenéis niños decidles que os propongan ideas y probadlas. Tienen la mente mucho más abierta que los adultos y descubren a veces, combinaciones sorprendentes y ricas. Otras veces son locuras, pero eso también es divertido.
Si lo probáis decidme vuestras ideas.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Clafoutis

Llega el veranito

Aquí están las primeras cerezas.
.
Estas concretamente, son del Jerte , pero las hemos comido además de Salamanca y están también muy ricas. Tienen ya un precio lo suficientemente bueno como para poder comprar unas poquitas y hacer el primer Clafoutis de la temporada.

Yo he seguido la receta que proponían en Gastronomía & Cía y la verdad es que sale bordada.

Nos ha gustado a todos mucho, pero sobre todo a las peques. Les ha encantado. Y es otra forma de comer fruta. Sin aditivos y muy sana.

Ingredientes
  • 380-400 gr de cerezas (rojas y jugosas)
  • 100 gr de azúcar
  • 40 gr de azúcar para espolvorear las cerezas
  • 4 huevos
  • 80 gr de harina de repostería
  • 250 ml de leche
  • 30 gr de mantequilla
  • 20 gr de mantequilla para hornear la tarta
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de café de esencia de vainilla
  • Azúcar glass
¿Cómo se hace?

Según la receta original las cerezas deben ir enteras y con hueso, para que no manchen la masa de rojo. Pero como yo tengo dos peques, no quise arriesgarme a que se tragasen un hueso, así que hice una rajita en las cerezas y por ella saqué el hueso. Así parecen enteras y no manchan la masa. Y además son más cómodas de comer para todos y más seguras para los niños.

Estas cerezas ya deshuesadas se espolvorean con 40 gr de azúcar y se remueven un poco. Se dejan reposar mientras se hace la crema.

Precalentar el horno a 180 º.
Batir bien los 4 huevos con los 100 gr de azúcar. Añadir poco a poco la harina y seguir batiendo.

Después la leche, 30 gr de mantequilla fundida, la pizca de sal y la esencia de vainilla.
Untar un molde de unos 25 cm de diámetro con un poco de margarina.

Colocar las cerezas que estaban reposando y sobre ellas añadir la masa. Repartir sobre esta masa los 20 gr de mantequilla que nos quedaban, en trocitos.

Se mete en el horno durante 30- 40 mn. Como siempre, no hay que fiarse. Controlad el horneado para que no se pase. Debe cuajarse.
.

Es posible que veáis cómo se infla un poco por los bordes. No hay que preocuparse. Bajad un poco la temperatura hasta que esté cuajado. Al sacarlo del horno se bajará por completo.
.

Antes de servir, desmoldar y espolvorear con azúcar glass.
.

Espero que os guste.

lunes, 18 de mayo de 2009

Verdinas con almejas marinera

Campo y mar
.....................

Este plato de hoy utiliza como ingrediente principal las verdinas.
Las verdinas son unas alubias pequeñitas, secas, aunque por su color pudieran parecer frescas.
Yo las probé por primera vez en un viaje que hicimos a Unquera, en el extremo oriental de Asturias, ya hace varios años. Nos las sirvieron así, con almejas, y me sorprendió el sabor tan delicado y lo tiernas que estaban. ¡Cómo se deshacían en la boca mezclándose con la salsa de las almejas! Me gustaron mucho.
Después intenté conseguirlas por mi cuenta, pero no eran fáciles de encontrar.
En estos últimos años se han hecho más frecuentes, y yo las encuentro en la tiendecilla que tengo en la esquina, lo cual me hace pensar que en los supermercados grandes también las habrá.
Su precio es aproximadamente de 9 euros el kilo. Así costaron las que yo compré.
Puede parecer caro, pero yo utilicé hoy 250 gr y hemos comido 2 adultos (repetimos los dos) y aún nos queda para comer otro día (y volver a repetir).
Si hacéis cálculos, no salen caras en realidad.
Las almejas estaban de oferta, así que tampoco han supuesto un gasto importante.
Es estos tiempos de crisis hay que contar todos los céntimos.
Y es un plato de lujo, sabroso y que da muy poco trabajo.
Si no las conocéis, es buen momento para probarlas, antes de que llegue el calor.
........................
Ingredientes
.........................
Para las verdinas
  • 250 gr de verdinas
  • Un poco de caldo de verduras
  • Agua
  • Sal

Para las almejas marinera
  • 350 gr de almejas marinera (o al gusto)
  • Aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • Perejil
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 guindilla pequeñita
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Caldo de cocer las verdinas
¿Cómo se hace?
............................
Dejamos las verdinas en remojo la noche anterior en abundante agua fría con sal.
A la mañana siguiente las ponemos a cocer, en agua fría mezclada con un poco de caldo de verduras y sal . El caldo de verduras yo lo tengo siempre congelado. Son restos que me quedan de hacer purés o cremas de verduras. El que se compra también valdrá.
Yo las pongo en la olla a presión. Cuando se ve que la olla ya ha alcanzado la ebullición (empieza a salir vapor, o ha subido la válvula), se baja el fuego al mínimo. Deben cocer muy suavemente, porque si no se romperán. No es que sepan peor si se rompen, pero es que enteras están más bonitas.
Yo las he dejado casi tres cuartos de hora. Ya sé que parece mucho, pero es que como cuecen tan despacio es el tiempo que necesitan.
Como veis por las fotos estaban enteritas y muy tiernas (en esto tenéis que fiaros de mí).
.
Las almejas marinera yo las hago así:

Aclaramos las almejas debajo del chorro de agua fría. Deben venir limpias y sin arena o se arruinará el guiso.
En una cazuela pongo un buen chorro de aceite y cuando está tibio añado el diente de ajo picadito fino.
Cuando empieza a chisporrotear añado la cebolla cortada en trozos no muy grandes y dejo que se poche un poco a fuego medio. Siempre vigilando para que no se queme.
Cuando está transparente añado el perejil cortado finito, el pimentón, la guindilla abierta, la cucharada de harina y remuevo un poco fuera del fuego.
Ahora añado el vino y remuevo. Pongo de nuevo en el fuego, siempre medio, y dejo que espese un poco con la harina. Si veo que se pone demasiado espesa añado caldo de cocer las verdinas hasta que quede una salsa ligera pero ligada.
.
Ahora añadimos las almejas y dejamos que se vayan abriendo y soltando su jugo.
En 2 ó 3 minutos estarán. Sólo queda escurrir las verdinas (yo guardo el caldo) y mezclarlas con las almejas. Es importante hacer la mezcla suavemente para que no se rompan las verdinas.
Este plato se puede hacer también con otras alubias, pero si encontráis las verdinas no las dejéis pasar. Os sorprenderán.
.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Ensalada de patata

El valor de lo cotidiano
...........................
¿Qué recetas publicar en el blog? ¿Aquellas que hacemos para ocasiones especiales o las que tomamos en casa habitualmente?
Hay ejemplos de blogs de ambos tipos. No sé por cuál decidirme.
Las recetas especiales siempre aportan la novedad, el ingrediente curioso, la mezcla interesante... pero las cotidianas nos ayudan muchas veces a decidir qué comer hoy, qué hacer con esa verdura perdida en la nevera o cómo mezclar dos o tres cosas que tengo en la despensa.
La receta de hoy es de este segundo tipo.
Las nueve de la noche, qué podemos cenar, hemos comido pescado... ¿alguna sugerencia?
..............
Ingredientes (para dos personas)
..............
  • 2 patatas medianas
  • 2 huevos
  • 1 tomate
  • 1 lata de atún en aceite de buena calidad
  • Mayonesa
  • Ketchup
  • 1 chorrito de leche
  • Sal
..................
¿Cómo se hace?
..................
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas gorditas (1 cm más o menos)
Las cocemos en agua con sal sin que se pasen y se rompan.
Cocemos los huevos algo menos de 10 mn para que la yema quede un poquito naranja (o como quieras). Una vez cocidos los partimos en rodajas (sólo la parte que contiene la yema). Los restos de clara los dejamos apartados para rallar.
Partimos el tomate en rodajas finitas.
El atún lo escurrimos un poco, reservando el aceite y lo desmigamos.
Elaboramos la salsa rosa, mezclando un par de cucharadas de mayonesa con un chorrito de ketchup. Podemos añadir un poco de leche para hacerla más fluida. Al gusto.
.......................
Montamos el plato
.......................
Yo lo he hecho con un aro de emplatar.
Colocamos en la base un poco de salsa rosa.
Una primera capa de patata, rellenando todos los huecos.
Después una capa de rodajas de tomate. A continuación todo el atún que bañaremos con un poquito de salsa rosa. Ahora una capa de rodajas de huevo con yema.
Y repetimos: patata, tomate y huevo. Yo no he puesto una segunda capa de atún.
Para terminar la torre, rallamos las claras de huevo que habían quedado apartadas, y las espolvoramos por encima y alrededor.
Retiramos el aro y adornamos al gusto con salsa rosa.
.
Nosotros la acompañamos con unas cuantas rodajas más de tomate, aliñados con sal, el aceite de oliva del atún y un poquito de orégano.
Esta humilde ensalada tiene una apariencia deliciosa. Y lo está. Todo el mundo la ha probado alguna vez.
¿Y tú qué vas a cenar?
.

lunes, 11 de mayo de 2009

Tarta de queso afuega´l pitu


Lo que tenemos más cerca
..........................................
Aprender a valorar lo que tenemos al lado. Es importante conocer otras culturas, y aceptarlas con sus peculiaridades. Siempre teniendo en cuenta que por encima de todo están los derechos de las personas, por el simple hecho de ser seres humanos.

El interés por culturas diferentes no nos debe hacer olvidar el valor de lo que nos rodea y vemos a menudo.

hemc 33 - piensa globalmente come localmente
Por eso he decicido participar en el HEMC#33 de este mes confeccionando un plato con un ingrediente fantástico de esta comunidad. El queso afuega´l pitu.

Asturias tiene quesos maravillosos, no sólo el Cabrales, que es seguramente el más conocido.
El queso afuega´l pitu se elabora a partir de leche entera de vaca frisona, en las proximidades de la Sierra del Aramo, entre los ríos Nalón y Narcea.
Es un queso denso y graso.
Esta característica podría ser el orígen de su nombre, que aludiría a la dificultad para tragarlo. Afuega´l pitu significa ahoga el pollo.
Con este queso se pueden elaborar muchas recetas. En la referencia anterior aparecen algunas.
Yo me he decidido por una tarta de queso, muy sencilla y de textura similar al queso, conservando su sabor pero suavizado por los azúcares y la nata que he añadido.
......................
Ingredientes
......................
  • 250 gr de queso afuega´l pitu
  • 80 gr de azúcar
  • 25 gr de harina
  • 1 huevo
  • 25 gr de mantequilla
  • 150 gr de nata fresca (crème fraîche)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de esencia de limón

¿Cómo se hace?

Precalentamos el horno a 180º.
Se entibia ligeramente el queso para reblandecerlo un poco y que sea más fácil trabajarlo.
Se añade la nata, el azúcar y la mantequilla, que habremos sacado de la nevera para que esté un poco blanda, la sal y la esencia de limón, mezclando todo muy bien.
Añadimos el huevo y volvemos a batir.
Por último la harina, que integramos también, batiendo suavemente.
Cubrimos la base de un molde con papel de horno y vertemos sobre él nuestra preparación.
Introducimos en el horno y bajamos la temperatura de éste a 160º. Tardará unos 40 mn en cuajarse, aunque esto depende del horno, como siempre. Es importante vigilar.
Cuando ya esté cuajada la sacamos.
Esperamos a que esté tibia y desmoldamos.
Se conserva muy bien si la cubrimos con algo para que no se reseque.
Es una tarta densa, distinta a otras tartas de queso.
A la hora de consumirla es fundamental añadir un contraste dulce, como la miel, que ha sido nuestro caso. O también estará deliciosa con un dulce de manzana.
Los fans de las tartas de queso tenéis que probarla.

sábado, 9 de mayo de 2009

Fresas con mozzarella


No hay que complicarse

A veces uno se busca problemas donde no los hay. Parece que las personas no están contentas con una vida tranquila, tienen que meterse en líos porque si no se aburren.
Cuando un problema ya parece resuelto, no le des más vueltas. Déjalo estar. Let it be.
Hay que disfrutar de las pequeñas grandes cosas que nos ofrece cada día.
Tranquilidad y no maltratarse a uno mismo por cosas que al fin y al cabo no importan o ya se arreglarán.
Si un problema tiene solución ¿por qué te preocupas?
Y si no tiene solución ¿por qué te preocupas?

(Qué fácil es decir esto ¿verdad?)

Ingredientes

  • Fresones
  • Bola de mozzarella
  • Romero
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen

¿Cómo se hace?

Cortar la bola de mozzarella en lascas.
Cortar las fresas en rodajitas.
Justo antes de servir montar el plato.
Sobre las lascas de queso colocar las fresas (teñirán de rosa inmediatamente el queso)
Una pizca de sal.
Espolvorear ligeramente con el romero.
Aliñar con el aceite de oliva.
Y a comer.
Así de fácil.

lunes, 4 de mayo de 2009

Tarta de limón

Caminos frescos y dulces
.................................................
Esta tarta me parece preciosa, no solo por su aspecto sino también por su sencillez.
Cuando descubrí el mundo de los blogs de cocina, me quedé enganchada a varios de ellos, uno de ellos el de pepinho, donde encontré esta tarta tan sorprendente. Quien no conozca su blog no debe perder ni un minuto en visitarlo. Sobre todo si le gustan los postres. Hay cientos de ellos, a cuál más rico.
Yo buscaba una tarta cremosa, sin bizcocho y sin claras montadas a punto de nieve. Mi peque es alérgica a la clara de huevo, cruda sobre todo, así que quedaba descartado cualquier tipo de merengue.
Recordé esta tarta este fin de semana. Estuvimos pasando el puente en El pozo de los Lobos, unos apartamentos rurales, situados en la zona sur de Cantabria, limítrofe con Palencia y Burgos. Una maravilla de lugar. Sus dueños, encantadores y amabilísimos, y la zona preciosa y llena de sorpresas.
La recordé porque cuando te alojas en un apartamento no se suele disponer de horno, y la comida se vuelve inmediata y fácil. Llevamos unas empanadas, bollos preñaos, material para bocadillos y una bica como acompañamiento para los postres. Y aunque sólo fueron dos días acabamos con toda la comida. El campo y los paseos al aire libre y puro dan mucha hambre.
Así que cuando se acabó la bica y nos quedamos sin acompañamiento para el café pensé en qué postre se podría hacer sin horno. Ahí está el porqué de la entrada de hoy. Es una tarta fresca y suave.
A ver si os gusta.
......................
Ingredientes
.......................
Para la base
  • 220 gr de galletas tipo digestive
  • 80-100 gr de mantequilla blanda
  • Una pizca de canela
  • Una cucharada de azúcar glass

Para el relleno

  • 350 gr de leche condensada
  • 390 ml de nata para montar
  • El zumo de 2 limones (3 si son pequeños)
  • Ralladura de un limón (o esencia de limón)
  • Chocolate negro para decorar


Trituramos muy finas las galletas y las mezclamos con los demás ingredientes de la masa. Deben formar una pasta un poco pegajosa.
Cubrimos un molde de unos 22 cm de diámetro con papel de horno y hacemos una base de la masa de galleta, cubriendo también un poco las paredes. También se puede utilizar un molde desmontable, pero yo no lo tenía en aquel momento. En la receta original las paredes del molde están cubiertas por completo. Yo solo cubrí el fondo y mínimamente los laterales, y la tarta se mantiene perfectamente.

Para que esta base quede lisa la aplastamos suavemente con una pala de cocina.
Introducimos en la nevera y preparamos el relleno.

En un bol grande ponemos, la leche condensada, la nata, la ralladura de limón (también se puede usar esencia de limón) y el zumo de los limones.
Batimos con varillas de montar claras, no con cuchillas, hasta que esté consistente. A continuación vertemos esta mezcla encima de la base de galleta, intentando que la superficie quede lisa. Otra vez podemos usar la pala de cocina.
Metemos en la nevera a enfriar.
Puede estar de un día para otro. Coge mayor consistencia.
La decoración es así:

derretimos en microondas el chocolate y lo metemos en una manga pastelera o similar. Algo con lo que poder hacer hilos finos y rápidos sobre la superficie. O inventar otra cosa.
Es sorprendentemente fácil y rica.