sábado, 21 de noviembre de 2009

Magdalenas de melaza

Es difícil encontrar...
.
... un trébol de cuatro hojas
... algo bueno, bonito y barato
... un día de verano sin viento al lado del mar
... una comunidad de vecinos que se ponga de acuerdo
... un buen programa de televisión
... un profesor que ame su trabajo y con dedicación a sus alumnos
... un aula llena de alumnos que escuchen y valoren lo que les cuenta su profesor
... un político sincero (o que al menos lo parezca)
... respeto y tolerancia
... paciencia, cuando estás cansado
... fuerza para superar una enfermedad
... un buen amigo
... una pareja que te comprenda
... una vocación
... un buen trabajo, que te llene y te permita ganarte la vida
... a alguien que me ayude a ver si hay algo bueno en mi interior
... personas generosas que se dedican por entero a los demás
... valor para ser uno mismo
... el sentido de la vida...
Si has conseguido encontrar una o más de estas cosas eres una persona afortunada.
.
Lo que parece y lo que es.
Esta fotografía pertenece a una casa rural (Casa Los quiñones) en la que estuvimos hace cuatro años ya. Está en un pequeño pueblo de León, que se llama Quintanilla de Somoza.

Es una casa de fachada austera, que protege en su interior una galería y dos patios de los que disfrutar en verano y en el frío invierno maragato.
Lo que parece más soso o más sencillo, nos puede sorprender con un tesoro interior.
.
Ingredientes (inspiradas en esta receta de Pepinho)

  • 100-110 gr de harina (según el tamaño del huevo)
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 45 gr de mantequilla derretida
  • 1 huevo grande
  • 30 gr de azúcar blanco
  • 15 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharada de melaza (miel de caña). Yo la compro en Mercadona.

¿Cómo se hace?

Batimos el huevo con los azúcares y la melaza hasta espumar.

Añadimos la harina y la levadura tamizada. Mezclamos manualmente, con una paleta o con una cuchara.

Añadimos la mantequilla derretida. Mezclamos manualmente.

Rellenamos las 2/3 partes de cada molde.



Metemos al horno a 200º durante 10 mn.

.
Espolvoreamos con azúcar glass cuando están frías.

Parece un humilde bocadito.

20 comentarios:

STORCH dijo...

No me digas que compras la melaza en el Mercadona, y estoy loca buscandola y no la encuentro en ningún sitio, aaaaggggg.

Espe dijo...

la verdad es que hay veces que no nos damos cuenta de lo afortunados que somos,yo tengo bastantes de esas cosas que cuentas y creo que a veces no lo valoro lo suficiente.
al lio,nunca probe esa miel,a ver si la compro y te digo

Raquel dijo...

Gracias:) por recordar lo importante que es lo que tenemos a veces buscar lo que nos falta impide que disfrutemos de nuestro día a día... la melaza queda apuntada para la proxima compra.

Miriam dijo...

Te han quedado estupendísimas las madeleines, son otra de las miles de cosas que tengo en mi lista por hacer. Besos

Caldebarcos dijo...

De humilde bocadito nada. Preciado bocadito diría yo.QUe sencillas y ue deliciosas se ven. Tengo que comprarme ese molde,que quedan tan chulas... Y el próximo día que vaya al mercadona a buscar la melaza que voy.
Biquiños

marilu perez dijo...

Anta,
Tus magdalenas están preciosas. Ya me las comería en esa casa tan preciosa de León.
Besos!

Silvia dijo...

Preciosa y riquísimas. Vienen genial a cualquier hora ya que son de bocado. Tengo que hacerme con el moldecito.

Besos.

Kako dijo...

Esperanza, son fans numero 1 de tus reflexiones, ademas que verdadero es, la lista de cosas es lo que mas cuesta encontrar, pero por suerte he dado con algunas.
Lo de la casa me parece un mensaje hermoso, creo que siempre andamos por la vida fijandonos en la apariencia y muchas veces las cosas nos dan una buena sorpresa.

Tus magdalenas con melaza me parecen deliciosas y las voy a probar, ni lo dudes.

Besos.

Su dijo...

Por favor que apetecible!!!!!!!!!!!!!!

Un besote

Mezquita dijo...

Nunca he probado la melaza.... Pero estas magdalenas para un café... que riquísimas.

Completamente de acuerdo con el razonamiento con el que empiezas el post.
Así que yo soy afortunada ;)

Un besazo.

Laura.

Lucía dijo...

Hola, Esperanza!

Te echábamos de menos! Me ha gustado tu introducción... me ha ayudado a recordar lo afortunada que soy!

Me ha encantado tu receta! Yo la melaza la utilizo en galletas de jengibre, pero creo que voy a probar tus magdalenas...

Un beso!

María José dijo...

Conclusiones:

- Soy afortunada.
- Tengo que comprar la melaza en Mercadona
- La próxima vez que tenga en mis manos el molde de las madeleines, lo compro seguro.

Gracias por esta entrada.
Un abrazo,
María José.

Quo dijo...

Qué buena pinta tienen estas magdalenas... por favor, si piden a gritos que alguien se las coma. Sabes? no me lo había planteado, pero creo que soy bastante afortunada. No hay nada perfecto en esta vida, pero las imperfecciones también dan dosis de felicidad y visto lo visto, he encontrado algunas cosas de tu lista.
Un abrazo.

anta dijo...

Hola storch! allí la encuentro yo. Lo pongo porque cuando hay alguna receta por ahí con ingredientes poco frecuentes, me gusta que me digan dónde buscar.
Bienvenida y quédate por aquí.

Espe: yo también pienso que somos más afortunados de lo que creemos.
La melaza tiene un sabor peculiar. En las magdalenas recuerda al caramelo.
Ya me contarás.

Raquel: de nada. A mí también me viene bien a veces que me recuerden lo mucho que tengo.
Te gustará la melaza, ya verás.

Miriam: a ti te pasa como a mí. Tengo una lista (enorme) de cosas por probar.
Ya me cuentas qué te parecen, si las pruebas.
Besos.

Caldebarcos: yo soy mucho de comprar por el barrio. El molde en Lidl.
Las magdalenas sorprenden. Ya me dirás si las pruebas.
Besos.

Marilu: te mandaría unas pocas si estuviéramos cerca. La casa de León era preciosa. Los niños se lo pasaron muy bien corriendo y gateando por la galería.
Besos.

Hola Silvia! son moldecitos fáciles de encontrar. Yo aproveché una oferta de Lidl (ya lo dije en otro comentario) No es publicidad, sólo información. Es facilísimo desmoldar y no se queda nada pegado en el papel.
Besos.

Gracias por tus palabras, Kako. Son sólo pensamientos que rondan por mi cabeza. Me obligo a mí misma cada día a ver mis circunstancias desde arriba, con un poco de perspectiva. Darme cuenta de lo mucho que tengo que disfrutar.
Si no hago esto es como si me comiera un bollo de un solo bocado sin siquiera masticar. Me pierdo todo el sabor.
Besos.

Su: la melaza le aporta un dulzor e incluso una textura de caramelo muy agradable.
Besos para ti también.

Laura: es una lástima que no nos demos cuenta de lo afortunados que somos la mayoría del tiempo, y que nos dediquemos a quejarnos aún cuando tenemos tanto. Vale la pena reflexionar.
Las madalenas sorprenden, no tienen el sabor típico.
Besos.

Hola Lucía: es verdad que no publico tan a menudo. Intentaré mejorar eso.
¿Tienes las galletas de jengibre publicadas? Voy a ver, porque lo tengo fresco.
Beso.

Maria José. Gracias a ti por leer lo que escribo. Son reflexiones caseras, como las recetas. No sabes cómo me ayuda ver que hay gente que comparte conmigo estos pensamientos.
Muchos besos.

Quo: somos afortunados la mayor parte del tiempo. Hay que disfrutar a tope de ello. No vale eso de que sólo nos damos cuenta de lo que tenemos cuando lo perdemos.
Un abrazo fuerte.


Esperanza.

Marymary dijo...

Me encantan tus entradas y tus recetas, desprendes duende niña!
Un besito y me llevo una maddalenita jaja

anta dijo...

Marymary: muchas gracias por tus palabras. A mí me encanta que me llamen niña.
Besos.
Esperanza.

susita dijo...

Oye Anta...vaya madalenas...te has lucido. Han quedado perfectas!!!!!! Oye, y cómo que conoces tú mi pueblo???? cuenta cuenta....ja ja Besinos. Susi.

anta dijo...

Hola susita: las magdalenas es lo que tienen. Con poco esfuerzo salen fenomenal. Son muy agradecidas.
¿Lo de tu pueblo? Me casé en la Iglesia de San Pedro de la Felguera. ¿Qué te parece?
Besotes.

Esperanza.

Bego (samira) dijo...

Hola Anta !!

Muchas veces nos esforzamos en buscar la felicidad cuando la tenemos al alcance pues bajo mi punto de vista se compone de pequeñas cosas , pequeños momentos del dia a dia que son los mas valiosos , tal vez por pasar desapercibidos pero cuando faltan , es realmente dónde los empezamos a valorar en su justa medida , verdad ?.......

Las magdalenas tienen que estar de escándalo . Me llevo la receta con tu permiso y una virtual para acompañar el cafetín jeje....

Me alegra haber descubierto tu blog, es fantástico !!

Besinos.

Señorita Puri dijo...

Yo tnego mini moldes para magdalenas idénticos alos de la foto pero muchas veces se me quedan pegadas. le he puesto mantequilla con un pincel al molde pero eso hace que esté más grasienta la magdalena, otras le pongo harina al molde pero al final siempre hay alguna que se pega.
ah, mi truco: tamizo la harina para que se mantengan tiernas más tiempo.

algún consejo? ¿esperar a que se enfrien las magdalenas? gracias!! besos