miércoles, 21 de julio de 2010

Minivolovanes de crema de queso y jamón



Despiste

¿Qué podemos hacer con las personas que no se enteran de lo que ocurre a su alrededor?

Yo: voy a estudiar un rato.
Él: vale.
Yo: la nena está en la ducha.
Él: muy bien.


Pasan 5 mn.

La nena: mamáááááá
Yo la oigo, y espero a que él se levante y vaya a ver qué quiere.

Pero nada.
Yo: vooooooy.
¿Qué ha pasado? Hay tres posibilidades.

1º- Puede que no la haya oído. Poco probable, porque la nena grita con fuerza. Ha heredado una buena potencia sonora que le viene de las dos ramas familiares.
2º- Puede que la oiga y haga que no la oye. Podría ser, pero eso supondría tener un nivel de morro por su parte del que, estoy convencida, carece.
3º- La oye pero no se da por aludido. La nena ha dicho mamá. Por él no va, claro. Es decir, de la conversación anterior no se ha enterado. Por lo tanto no hay nada que reprochar, ya que no ha habido mala voluntad en la acción (omisión).


Esta tercera opción es la más probable. Forma parte del carácter y despiste innato.
Para mí, desesperante. Hago propósito de explicarme mejor la próxima vez.

Próxima vez:
Yo: voy a estudiar un rato...en la habitación del ordenador...
Él: vale

Yo: no voy a oír a la nena si llama, porque está en la ducha y yo voy a estar ocupada.
Él: ¿en qué ducha?
Yo: en La Ducha.
Él: ah, ya la atiendo yo.
Yo: puede llamar en cualquier momento y para cualquier cosa... tienes que estar al loro.
Él: ya, ya, que no soy sordo,... ni tonto.
Yo: ya lo sé. Es sólo por si acaso.
Él: por si acaso ¿qué?

Yo:... nada. Que me encierro.

Pasan 5 mn.
La nena: mamááááá.

Silencio espectante.
La nena: mamáááááaááá.

Silencio sorprendido, de: no me lo puedo creer.

La nena: mamáááááááááááááá.

Ya está. Salgo sin decir nada. Atiendo a la nena. La saco de la ducha, le seco el pelo, le pongo el pijama...

15 ó 20 minutos más tarde.

Él: pero ¿ya has salido de la ducha?
La nena: sí.
Él (a mí): ¿por qué no me has dicho nada? Ya la había ayudado yo.
Yo:................Ya. No pasa nada.
Él: ¿Has podido etudiar?
Yo: por supuesto, claro (dicho con ironía y mucho recochineo. Y un poco de indignación. Nada de esto es captado)

Él: estupendo.

A otra cosa, mariposa.Tendré que apuntarme a yoga, para que por lo menos me enseñen a respirar hondo y a contar hasta 100.
Ya él se encarga de la nena mientras tanto ¿no?

Ingredientes
  • Mini volovanes. Si sois manitas del hojaldre se puede hacer casero. Para mí es una asignatura pendiente, así que he utilizado de los que vienen en cajita de cartón.
  • Queso. Yo he utilizado queso Afuega´l pitu.
  • Nata líquida
  • Jamón
  • Orégano

¿Cómo se hace?
Tenemos que transformar el queso, que es denso y fuerte en una crema, así que mezclaremos con batidora un trozo de queso con la nata. Vamos probando hasta que nos quede una crema no muy consistente. Al gusto de cada uno.
Rellenamos los minivolovanes con la crema, con la ayuda de una manga pastelera con boquilla fina.
Por encima colocamos el jamón, cortado en lasquitas pequeñas. Se puede torrar un poco en una sartén o en microondas, o ponerlo tal cual si está bien curado.
Adornamos con orégano seco.

Ya estoy de vuelta.

20 comentarios:

Miriam dijo...

Pues hija, no sé si te consolará que esto sea mal de muchAs... pero ellos son así. Son monotarea, se concentran tanto en lo que están haciendo... que el resto del universo no existe, aunque ese algo sea ver la tele o mirar al infinito.

Pilar - Lechuza dijo...

Ayyy, como te comprendo. Creo que Miriam tiene razón mal de muchas...Se enfrascan en lo que están haciendo y no oyen, ni ven, ni padecen.
bueno, los volovanes me los puedes enviar a casa que te estaré eternamente agradecida.
biquiños

Espe dijo...

mi marido se refugia en:ha dicho mama....
como si si dijera papa,fuera a ir
ala,todos los volovanes para nosotras.para los padres:ni olerlos

Neus dijo...

Yo creo que tenemos que ensañarles a los niños a decir papa, que lo entiendan ellos primero y luego hablar más despacio, claro y con tono suave para que los paps nos entiendan.
O rendendirnos directamente...jejeje
Que receta más rica que has traido hoy.
Un beso y animo con los estudios

Kako dijo...

Exquisito el relleno de los volovanes, me encantan para un entrante o aperitivo en momento de visitas.
Creo que una super alternativa para ti es el yoga :).
Paciencia.
Un abrazo.

anta dijo...

Estas cositas que escribo están "basadas en hechos reales", como dicen en el cine, pero no todas me ocurren a mí (¡menos mal!).
Creo que mucha gente se puede sentir identificada con estas situaciones que describo (yo también), y trato de exagerar y verlas con un poquito de humor.

Estoy de acuerdo contigo, Miriam, aunque tengo que decir en honor a la verdad que el papá de mis nenas no solo es capaz de hacer más de una cosa a la vez, sino que a veces hace demasiadas a la vez, y pasa lo que pasa ;-)

Pilar: ¿tendrán estos muchachos algún gen del enfrasque en cualquier cosa que les impide ver o escuchar lo que hay alrededor? Yo a veces pienso que sí.
Te mando unos volovanes. ¡Ay no, que no quedan! Para la próxima.

Pues tienes razón Espe: si quieren volovanes que se los hagan.

Neus: gracias por los ánimos. Por esta vez he acabado. Las notas pronto. Y es verdad que los niños no saben decir papá, pero es que son listos y saben lo que funciona y lo que no.

Kako: gracias por tu consejo. Seguro que me iría fenomenal. Pero yo prefiero usar otras tácticas más caseras con el papá, que por ahora funcionan muy bien ;-)

Besos.
Esperanza.

Patricia dijo...

Tienen una pinta buenísima. Yo como tú, hacer hojaldre es una de mis asignaturas pendientes. Me anoto la receta.
Muxus

Begoña dijo...

Me han encantado los volovanes y me ha encantado la historia. Como la vida misma...
Un saludo, Begoña

anta dijo...

Patricia: gracias y espero que te gusten.

Begoña: ¿a que sí? Pasa mucho.

Besos.
Esperanza.

mezquita dijo...

Hola guapetona, me alegro de que estés de vuelta... que tal los exámenes?

Te debo una receta, no me olvido, la tengo en espera, ya te explicaré.

Ayer estuve en eroski para comprar yogures y vi unas cajas con volovanes... estuve pensando en todas las cosas que se podrían hacer con ellos.. y tú vas hoy y me pones este recetón... si es que es el destino ;)

Por cierto.... igual el costillo no percibe la frecuencia sonora de la nena.... es un defecto habitual en los machos de nuestra especie ;)

Besazo enorme.
Lau.

Lucía dijo...

Hola, Esperanza!!!

Espero que los exámenes hayan ido bien, así como la vuelta al blog con fuerza (aquí cada uno por su casa). Me encanta la historia... últimamente hay que tener paciencia con todo!

Un beso fuerte!

Marymary dijo...

Una receta estupenda! muy bien presentada como todas las tuyas.
Y te digo lo mismo... mal de muchas... jajaja
Un besito wapa!

NORMA RUIZ dijo...

Creo que no importa el lugar del mundo en que se viva todos los hombres son iguales, jejeje, lo bueno que como dices no todas son situaciones tuyas, un beso.

Los volovanes riquisimos, me llevo la recetita, gracias.

Gitanilla dijo...

Jajaj! No tienen remedio! ya te lo digo yo que vivo con uno... Me he reído un montón!!
La receta deliciosa!!! Fácil y con una presentación perfecta! Besitos guapa

tetxu dijo...

acabo de llegar , asi de casualidad , a tu blog y me ha gustado todo , la ultima entrada...tema...quien saca a la niña de la ducha...real como la vida misma...osea tal cual
un beso

Kalidoscopia dijo...

Oh qué...todos son iguales. (lol)
Pues los hojaldres se ven muy bien, intentaré hacerlos con mi hermana mayor algún día; gracias por la receta que luce espectacular.
La clase de yoga suena muy bien, por cierto. (:

Beher dijo...

Gracias por la receta, los volovanes parecen exquisitos, con tu permiso, los preparare.
En cuanto al Yoga, lo recomiendo para todo.

Salu2

anta dijo...

Pues parecía que me había ido, pero para sorpresa, incluso mía, estoy aquí. Lo que ha pasado es que una salida de vacaciones de una semana se ha convertido en una salida de tres semanas.
Estar con la familia es lo primero, aunque sea sin internet ni móvil ni nada.
Espero poder pronto publicar otra receta, aunque se avecinan problemas de tiempo, porque las famosas oposiciones han salido bien ¡maldita sea!
Besos.

Bienvenidas aquellas a quien no conozco. Llegáis en un momento de cambio, pero aún así no faltará un pedacito de tarta.

Besos.
Esperanza.

paula dijo...

Menuda pintaza!!!

anta dijo...

Paula: espero que te gusten.
Besos.
Esperanza.