domingo, 1 de noviembre de 2009

Menestra multiverduras (o Potaje MªJe)

Los frutos del otoño
.
Esta entrada de hoy está hecha pensando en MªJe.
Desde que la conozco no ha hecho más que trabajar y pelear por lo que quiere.
Esta era su jornada: trabajo de 9 a 6 (o más) y después estudiar. Algunos días incluso hasta las 10 . Llegar a casa y encargarse de las tareas.
Y al día siguiente igual.
¿Durante cuánto tiempo? ¿Unos meses? No. Muchos años, más de 10, muchos más.
Es la persona más constante que conozco. Con una fuerza de voluntad y una determinación envidiables. Muy valiosa, con empuje, con valor. Con un buen sentido del humor, con paciencia, con iniciativa.
Los niños la adoran. A mis hijas les encanta que esté. Juega con ellas como si fuera otra niña más, y se le ocurren siempre ideas fantásticas y juegos divertidos.
Y por fin, esta semana ha conseguido algo que ella quería. Un nuevo trabajo, lejos de los jefes que nada agradecían el esfuerzo y la valía. Un trabajo que ya nadie le va a quitar y que le abre nuevas posibilidades y nuevas experiencias.
Desde este rincón mío te deseo toda la suerte del mundo, porque te la mereces. Puede que nos veamos poco, menos de lo que nos gustaría, pero nos acordamos de ti muy a menudo. Y esta semana nos acordaremos aún más. Esperamos que nos cuentes cómo te va.
Además de todo lo que he dicho antes, Mª Je es también una muy buena cocinera.
Este plato de verduras es sorprendente por lo sencillo y por el sabor. Lo probamos un día en su casa. Y nos gustó a todos. Es ya uno de los habituales en nuestra mesa.
Ya no sé si lo hago igual que ella, pero es que admite tantas variaciones como verduras hay.
Corrígeme MªJe si me falta algo.
.
Ingredientes (Si es posible todo fresco. De ahí viene el éxito del plato)
  • 2 Zanahorias
  • 1 Puerro
  • 2 Patatas pequeñas
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1 Brócoli pequeño
  • 4 ó 5 Coles de bruselas
  • 4 ó 5 Alcachofas
  • 1 Puñado de judías verdes
  • 1 Rodaja de calabaza
  • 1 Batata pequeña
  • 4 ó 5 Hojas de acelga
  • 1/2 Calabacín
  • 1 Puñado de guisantes (esta vez no le he puesto)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Agua
¿Cómo se hace?
.
Limpiar bien todas las verduras. Pelar las que sean necesarias (patata, calabacín, zanahoria...)

Poner un chorro de aceite en una olla rápida. Picar todas las verduras en trozos de mediano tamaño. Las alcachofas (una vez quitadas las hojas exteriores) y las coles de bruselas se dejan enteras.
Rehogar un poco en el aceite caliente.
Añadir sal al gusto.
Cubrir, o casi, con agua fría.
Tapar y dejar unos 10 mn a fuego bajo una vez que la olla ha alcanzado el máximo de vapor.
Cualquiera pensaría que esto no va a saber a nada.
Sólo verduras, aceite, sal y agua. Pero qué sorpresa cuando se prueba.
Está delicioso.
El Otoño comienza a dejarnos sus frutos. Las castañas ya están aquí. Los acebos enrojecen.
Todas nuestras verduras nos transmiten el sabor de la naturaleza que empieza a adormecerse y prepararse para el invierno.

El bosque de Peloño
MªJe por fin ha obtenido también el fruto de su trabajo.
Mucha suerte y un beso gordísimo de todos.

6 comentarios:

Mezquita dijo...

Espe me encantan los potajes de verduras... hoy en casa estamos haciendo caldo de judías, que con el dia tan espantoso que hace apetece que no veas.

Yo no dudo ni por un segundo que la mezcla debe de estar sabrosísima.

Una enhorabuena de mi parte a MªJe... sin conocerla me alegro de que los esfuerzos se vean recompensados.

Biquiños!!!

Laura

Lucía dijo...

Qué rico se ve!!! Me voy a apuntar la receta!

Y felicidades también a MªJe; según cuentas, todo para mejor, así que adelante!

María José dijo...

Bueno, hoy la receta pasa a segundo lugar...
Está bien celebrar que hay gente que logra sus objetivos en la vida, ¡ bien !
Yo de pequeña era anti verduras con el paso del tiempo he aprendido a valorarlas.
Un abrazo,
María José

anta dijo...

Hola Laura: a nosotros nos encantan las verduras también. Este plato lo tiene todo: mucha variedad, es sencillo y nada graso. Salud en cantidades industriales. Y lo mejor es que está riquísimo.
Besos. ¡Qué rico el caldo de judías!

Hola Lucía: está rico, aunque por los componentes pudiera parecer un caldillo de "na". Prueba, verás como te gusta.
Besitos.

¿Qué tal Mª José? Así que anti-verduras. No me extraña que dejes la receta de hoy en segundo lugar. No sólo de dulces vive el hombre.
Aunque reconozco que los postres son mi debilidad.
Si la pruebas te sorprenderá todo el sabor que dan unas humildes verduritas.
Besos.


Esperanza.

marilu perez dijo...

La menestra de verduras es mi plato preferido. Lo que le pedía a mi madre para el día de mi cumpleaños. Así qeu te imaginaras que cara he puesto al ver esa maravillosa foto...

anta dijo...

Hola Marilu! Es una suerte eso de que a una le gusten las verduras. Son sanas y no engordan. En casa somos mucho más de alcachofa que de panceta ;-).
Es que hay que dejar sitio para los postres je, je.
Besos.
Esperanza.