viernes, 5 de junio de 2009

Tarta de almendra y lima


¿Has hecho algún postre para hoy?
.......................................
Esta es una pregunta que muchas veces me hacen mis hijas cuando llegan a casa después del cole.
Siempre esperan un sí, porque es algo que les sirve de aliciente para tomarse con ganas la comida.
Las mamás que tienen niños que comen de todo y en buena cantidad, no saben lo que es pelear todos los días con un niño inapetente. Que el niño coma, se convierte muchas veces en una obsesión.
Todo el mundo lo pasa mal.
El niño, el primero. No tiene hambre, o no le gusta la comida, y sin embargo se la tiene que comer.
Después, la mamá. Tiene que conseguir que su hijo coma, al menos unas cuantas cucharadas. En el camino se enfadará, se agobiará, a veces le entrarán ganas de llorar y por último se sentirá culpable por haber perdido la paciencia.
Los que nunca se han enfrentado a esta situación, suelen aconsejar dejar al niño en paz. "Si no come es que no tiene hambre". Parece razonable.
Pero hay niños que no desayunan, y aún así no tienen hambre en la comida, y tampoco en la merienda o en la cena.
No es posible estar tranquilo si el niño no ha comido en todo el día, y más si es un bebé. Piensas que le ocurre algo y empieza el agobio por que coma.
Conozco niños que han comido mal hasta la adolescencia. Estoy convencida de que algunos, nunca tienen hambre.
Mis hijas nunca han comido bien ni en grandes cantidades, y por supuesto, no comen de todo.
A medida que crecen la cosa mejora, pero aún hay comidas que para ellas son ¡puaj!
Por ejemplo: fideua, paella, pescado en casi todas sus variedades, ensaladas variadas, algunas cremas de verduras, pulpo, calmares en su tinta, mejillones, lasagna... la lista es larga.
¿Qué comen?. Pues purés de verduras con carne, macarrones con tomate, albóndigas, filetes con patatas, tortillas variadas, varitas de pescado, pizzas con múltiples rellenos, tomate sin aliñar, frutas variadas, hamburguesa, calamares fritos, sopa... Sí que comen.
Tienen una alimentación variada, aunque me gustaría que lo fuera más.
Estos alimentos los hemos ido transformando en casa hasta conseguir que fueran lo más sanos posible. Las hamburguesas son caseras, poca grasa. Las pizzas también las hacemos nosotros, y además es divertido amasar. También el pan. La salsa de tomate también es hecha en casa.
En fin, hacemos lo posible para que su alimentación lleve todos los nutrientes, incorporados de una u otra forma.
Si hay algo que a mis hijas les gusta son los postres. Fijaos en la etiqueta "Para niños". Casi todo son postres.
A veces no les gusta la comida, pero si hay un postre apetecible, se la comen más rápido para llegar antes a eso que sí les gusta.
La tarta de hoy es un buen complemento a una comida ligera. Lleva almendra, azúcar, huevos y zumo de lima. Es energética y saludable. Y mis pequeñas expertas dicen que está rica.

Ingredientes (Para un molde pequeño, de unos 15 cm de diámetro)
Para la crema de lima (de Carlos Valencia)
  • 53 gr de zumo de lima (aproximadamente el zumo de dos limas)
  • 83 gr de azúcar
  • 100 gr de huevo (son 2 huevos pequeños más o menos)
  • 83 gr de mantequilla
  • 1 hoja de gelatina (son apenas 2 gr)

Para la tarta de almendra

  • 100 gr de almendra molida
  • 100gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 20 gr de margarina
  • Almendra en láminas para cubrir la superficie
  • Azúcar glass
¿Cómo se hace?
Preparamos la crema de lima de la siguiente forma:
Mezclamos el zumo de lima con los huevos y el azúcar y lo ponemos a calentar, sin que llegue a hervir.
Hidratamos la gelatina en un poco de agua fría.
Cuando la mezcla de zumo, azúcar y huevos está caliente, disolvemos en ella la hoja de gelatina hidratada.
Dejamos enfriar un poco y añadimos la margarina reblandecida.
Pasamos por un colador, por si ha quedado algún trocito de gelatina.
Calentamos a fuego suave hasta que llegue casi a hervir.
El objetivo es que el huevo quede bien cocinado (una de mis peques es alérgica al huevo crudo).
Mientras se enfría, hacemos la tarta de almendra.
Precalentamos el horno a 180º.
Mezclamos el azúcar con las yemas y batimos con varillas hasta que blanqueen.
Añadimos la almendra molida y mezclamos.
Añadimos la margarina blanda y mezclamos. Queda una pasta bastante densa.
Montamos las claras y lo añadimos a lo anterior, mezclando suavemente con una espátula, hasta que queden bien incorporadas y la mezcla sea homogénea.
Ponemos un poco de papel de horno en la base del molde y volcamos la mezcla.
Cubrimos con la almendra cruda en láminas.
Lo metemos en el horno, con fuego sólo por abajo, hasta que esté cuajado (unos 25 mn en mi horno).
Estará hecho cuando al pinchar, el palillo salga limpio.
Dejamos templar y desmoldamos con cuidado para no tirar las almendras de la superficie.
Montamos la tarta.
Tenemos que partir esta tarta de almendra en dos capas. Como antes, con cuidado de no volcar las almendras.
En la parte de abajo hacemos un surco alrededor y vaciamos con ayuda de una cuchara, un cortapizzas o como podáis.
.(Los recortes que se van sacando se los van llevando los pequeños buitrecillos que revolotean por la cocina).
En este hueco pondremos la crema de lima,
.
que así no se desbordará al cubrir con la tapa.
.
Cubrimos con la tapa.
.
Podemos espolvorear con azúcar glass
.
o no.
Dejamos enfriar completamente.
Este corte fue hecho con la tarta aún tibia.
.
Yo la he guardado en la nevera. Adquiere consistencia y el corte es más limpio.
.
Salud y buenos alimentos. Que paséis un buen fin de semana.
.
Espero que tengáis sol.

10 comentarios:

Mezquita dijo...

Una receta genial Esperanza. Se ve deliciosa la tarta y la combinación promete.

Que los niños no te coman bien imagino que debe de ser desesperante... todos deberíamos abrir en nuestros blogs la sección "cocina infantil" y trabajar un poquito en ella.
Ánimo y ya nos contarás tus trucos.

Besotes.

Laura.

Lucía dijo...

Preciosa y apetitosa la tarta... Seguro que con la edad, y con tus recetas, las niñas van comiendo más y más...

Un saludo!

anta dijo...

Hola laura! sí que es desesperante. Lo único que me "funciona" hasta el momento es la paciencia. Ya veremos más adelante.
Lo de la cocina infantil es muy buena idea.
En esta tarta la almendra casa fenomenal con la acidez de la lima.
Besos.

¡Qué tal Lucía! Espero que tengas razón en eso de comer, porque hay gente que come mal toda la vida.

La tarta está muy buena, y mejor al día siguiente de hacerla.
Un saludo.
Esperanza.

Quo dijo...

Hola Esperanza, te devuelvo la visita y te digo lo mismo, lo que he visto por aquí me gusta, así que también me quedo. De hecho ya estás en mis favoritos. Por cierto, esta receta te la copio.
Besos
Quo

anta dijo...

Bienvenida Quo!
Espero que te guste lo que veas y sobre todo lo que pruebes.
Besos.
Esperanza.

Miriam dijo...

Buenísima pinta tiene la tarta! Y por si te sirve de consuelo, a mi hijo pequeño no le gusta ningún tipo de tarta...

Zerogluten dijo...

Yo tengo problemas de intolerancia alimentaria, pero tengo que reconocer que mis hijos tienen buena boca y comen casi de todo. Además mi hijo siempre que se sienta a la mesa me dice: qué rico mamá, buena cocinera del mundo! Y yo más feliz que una perdiz, jaja.
Tu tarta me ha parecido una delicia y con una gran presencia, pero lo mejor de todo es que no tiene gluten!!!!!!!!!!!!
Besitos guapa

anta dijo...

Hola Miriam! sí que consuela un poco saber que no está una sola en esto de los hijos malos comedores. Mi peque prueba todo tipo de dulces, pero su especialidad es el chocolate puro y duro. Sin embargo con 5 añazos no ha probado nunca jamón, ni huevo frito, ni...no sigo.
Mi hija mayor lo lleva un poco mejor, aunque con sus gustos desde luego.
Paciencia. Ya se verá.
Quien sabe si tu peque de mayor será un fan de las tartas.
Besos.

Hola zerogluten!
¡Qué bien que te digan eso de buena cocinera! Yo también me llevo lo mío si hago algo que a ellas les gusta (pan, tartas, pizzas, macarrones...)Y sienta fenomenal, la verdad.
No me había dado cuenta de que es una tarta sin glúten. Este es un problema con el que no tengo que sufrir en casa. Mi hija pequeña tiene en su clase una amiguita celíaca, y cuando viene a merendar lo tenemos en cuenta.
Me fijaré más para hacerlo notar en las próximas recetas.

Besotes.
Esperanza.

Margarida dijo...

Que buena idea y que delicia de tarta, no dudes que te la copiaré, bueno, con tu permiso ;)

anta dijo...

Margarida: tienes mi permiso para copiar esta tarta y todo lo demás. Me alegra mucho que te guste la idea. Espero que también te guste la tarta si la pruebas.

Esperanza.