viernes, 11 de diciembre de 2009

Crumble de fresas

Primavera en invierno
Ya sé que no estamos en temporada de fresas. Para eso hay que esperar a que llegue la primavera. Pero seguro que ya las habéis visto en muchos supermercados y fruterías.
Quizá no todos los días, pero sí puntualmente, aparecen en días próximos a la Navidad.

El precio es algo más elvado que en temporada (a 4 euros las he visto yo), pero del sabor no hay nada que decir, es estupendo. Alguna vez he preguntado de dónde venían estas fresas. Yo esperaba como respuesta el nombre de algún país exótico. Pero no. Me dicen que vienen de Huelva.
La verdad es que teniendo en cuenta que existen unas 1000 variedades de fresas, alguna habrá que se adapte a las temperaturas y horas de sol de este Otoño-Invierno.
En estas fechas casi todos cometemos algún exceso. Mucha comida, mucha bebida, muchos regalos... todo porque las calles están llenas de luces de colores y se cantan villancicos.
Para suavizar estos excesos (turrones, mazapanes, polvorones, panetones, roscones regios...y demás) se me ocurrió poner este postrecito. Además se toma templado o caliente, cosa que apetece ahora más que en primavera o verano. Y sobre todo está riquísimo y es muy fácil.

Ingredientes
  • 425 gr de fresas cortadas en rodajas gruesas
  • 90 gr de azúcar
  • 40 gr de harina
  • 20 gr de almendra en cubitos
  • 10 gr de avena en copos
  • 30 gr de mantequilla blanda (algo más para el molde)
  • Pizca de canela


¿Cómo se hace?
Se ponen las fresas con 50 gr de azúcar 30 mn.
Se unta con mantequilla un molde apto para horno.
Vertemos en él las fresas sin el jugo. Se puede guardar para otra preparación.
En un cuenco aparte ponemos la harina, la almendra, la avena, 40 gr de azúcar, la canela y la mantequilla.
Mezclamos con las manos hasta conseguir unas migas.
Se coloca esto sobre las fresas.
Metemos al horno a 190º durante 25-35 mn.
La superficie debe quedar doradita.
Se sirve caliente acompañado de algo frío, como nata (en mi caso), helado de nata, de vainilla...

11 comentarios:

Espe dijo...

que casualidad,yo las vi el otro dia en el mercadona y no se si era medio kilo y el precio 3,90.y dije quien va a pagar ese dinero?ya he visto que tú...yo no puedo...pero acepto la receta para cuando sea temporad de fresas

Pilar - Lechuza dijo...

Me parece una locura pagar esos precios por productos fuera de temporada, así que esperaré a la primavera y probaré tu crumble.
un biquiño

marilu perez dijo...

Un crumble de fresas, que rico! Es verdad que ya he visto fresas en el supermercado, todavía un poquillo caras, pero bueno, un caprichillo es un caprichillo.
¡Besos!

anta dijo...

Marilu: es cierto que el precio no es el de la temporada de primavera. Pero seguro que no es lo más caro que podemos comprar en estas fechas.
Y es delicioso en el invierno.
Y mucho menos pesado que la mayoría de los postres que nos vamos a tomar.
Un beso grande.
Esperanza.

anta dijo...

Espe: acepto tu crítica por el precio de las fresas, aunque las que yo vi no estaban a 7 euros el quilo. Los precios varían según el establecimiento, y cuando vienen envasados en bandejitas a veces se encarecen.
Pero yo pienso: unas fresas 3,90 euros, como dices tú. Teñirse el pelo, 10 euros; Un perfume, 40 euros. Salir a tomar algo, no sé. Hace siglos que no salgo...
Y sigo pensando (esto es muy peligroso, tanto pensar): ¿pasa algo si me compro unas fresas para hacer un postre con el que va a comer toda la familia? ¿aunque esté a 3,90?
Me respondo: no pasa nada.
Y te aseguro que mi presupuesto es muuuuy modestito ;-)

Pilar: puede que tengas razón, en lo de la locura. Pero como le comento a Espe anteriormente: si nos permitimos otros lujos mucho más caros (un buen pescado por ejemplo, cuando podemos tomar una dorada, bien baratita), o no (como salir con los amigos), ¿qué daño hacen unas fresas, llenas de sabor y tan sanas para toda la familia?
¿Realmente esos 3 euros para un postre familiar es tanto? Es un capricho muy asequible desde luego. Y vuelvo a decir que mi presupuesto es pequeñín.
Más me van a costar los turrones, cachis!! ;-)

Muchos besos.
Esperanza.

Lucía dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Esperanza! El gasto es pequeño, y para disfrutar en familia nunca duele!!!

Como encuentre las fresas voy a por tu receta! Un beso!

anta dijo...

Gracias Lucía: a veces nos obcecamos con esto de los productos de temporada. Eso, por suerte o por desgracia, va desapareciendo. Hay fresas y castañas al mismo tiempo. Ahora hay cerezas también y las naranjas todo el año. Esto es así.
Suelo ser bastante organizada y para nada derrochadora.
Me pareció que las fresas eran buena compra, pero ya he comprobado que no todo el mundo opina igual.
El crumble está riquísimo. Ya verás como te gusta.
Un beso grande.
Esperanza.

Zerogluten dijo...

Qué pintaza más increible. El ácido-dulce de las fresas con el crujiente del crumble tiene que ser una delicia.
Tienes una dirección de correo electrónico para poder mandarte la receta de las marquesas? Mándamela a zerogluten@ono.com
Besitos sin gluten.

anta dijo...

Zerogluten: es verdad. Está muy rico y con el sobreesfuerzo gástrico que nos espera, es un alivio un postre con fruta.
Besos.
Ya tienes mi mensaje en tu correo.
Esperanza.

wada dijo...

Vaya otra recetilla que me voy a guardar con tu permiso aunque este año no llego para las fresas..
bss!

anta dijo...

Wada: aún quedan algunas por ahí; claro que no están ya en su mejor momento.
Besos.
Esperanza.